Posteado por: anaisay | septiembre 29, 2012

EL REFLEJO DEL ESPEJO

Anoche tuve una conversación con mi amiga  Araceli, yo le comentaba la teoría del espejo, que se basa en que lo que vemos en algunas personas y nos afecta, es que hay algo que nos está diciendo  de nosotras mismas.

Puede ser una actitud, un sentimiento igual o contrario al nuestro, una cualidad… unacualidad…                                            -¿Es que todo lo que nos reflejan los demás es porque hay algo de nosotras?- Dijo mi amiga.

-Hay personas que con sus actitudes, pensamientos o sentimientos, provocan una reacción en nosotras. Puede ser positiva, de aceptación, admiración, sublimación etc.                                                                                                                                  Otras personas nos pueden provocar una actitud de rechazo, por tener un planteamiento totalmente contrario al nuestro o, por ser igual al que nosotros tenemos y no queremos consciente o inconscient mente reconocer y esto, nos puede alterar emocionalmente.

Cuando te ocurra esto plantéate ¿Qué clase de emoción provoca en mí? Es de rabia, admiración, pena,  rencor, de celos… Una vez te des cuenta de lo que despierta en ti esa persona o situación, observa si esa emoción se da en ti, en tu forma de actuar, pensar o sentir o es la contraría.                                                                                                                                                    -Entonces todos seríamos iguales, porque si nos afecta todo lo que has dicho- Dijo mi amiga.

No, hay una cosa que pasas por alto, he dicho, que todo lo que nos afectas, es decir lo que nos provoca una reacción. Pondré un ejemplo. Una persona que lleva un perro sin atar, la escena la están viendo tres personas.

.-La primera, ve la escena y no le da importancia.

.-La segunda, comenta, fíjate lleva el perro sin correa, pero, tampoco le provoca una reacción.

.-La tercera persona dice: -¡Es que  no hay derecho! ¡Tenían que ponerle una multa! ¡Es peligroso llevar el perro suelto!…

Las tres personas han visto la misma escena, pero sólo a una le afecta, y tiene una reacción exage_ rada. Probablemente, está persona tiene algo que se ve reflejada en el episodio.

Las causas pueden ser consciente pero, generalmente son inconsciente. Podría ser que:

.- Es una persona estricta y le altera que alguien se salte las  normas.                                                                                                          .- Que ella misma sea tendente a saltarse las normas pero no se da cuenta.                                                                                                 .-En una ocasión le mordió un perro que iba suelto.                                                                                                                                           .-O cualquier otra situación…     Hay multitud de motivos que pueden estar reflejándole a esa tercera persona ese episodio, a las otras dos personas, ni siquiera lo tienen en consideración.

El espejo que nos reflejan otras personas o lo que percibimos del medio en el que vivimos, nos sirve para reflexionar, para vernos a nosotras mismas. Es una herramienta de trabajo, si quiero saber más de nosotras. No es una fórmula rígida de pensar. Por ejemplo si fulanito me parece tonto, es que yo soy tonto.

Cuando me miro en el espejo, siento que hay dos personajes. Uno, que se asoma a través de los ojos, está oculto, es el que mira  la imagen que está en el espejo. A la imagen que veo reflejada  le falta el original, que está oculto tras los ojos, la fotocopia es la que veo reflejada. Pero es curioso observar como la fotocopia crea estados de alteración emocional.    Si al observarme en el espejo mi fotocopia está despeinada, con granos, con ojeras y cuerpo de jota, hace brotas en mí un sentimiento de inseguridad, de desánimo, de malestar…                                                                                                                                  Si por el contrario, me veo bonita, con el pelo bien peinado, con ropa que me favorece, me siento segura, decidida, receptiva, alegre…

Mírate en el espejo y pregúntate quien es la fotocopia que ves. Mira a las personas que son un espejo de aspectos tuyos y utilízalo para saber más de ti.

Anaís Martín. “Este escrito está contenido en mi libro “Gotas de Vida”

Anaís Martín  29-9-2012


Responses

  1. Ay!, espejo mío, que en el acompañado camino solo he querido verte para mirarme aquello que más quería, sin saber lo mucho que me mostrarías.

  2. Totalmente cierto Anaís, gracias por compartir cositas tan interesantes!!! encantada de leerte!🙂

    • Gracias tati, es un placer compartir.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: