Posteado por: anaisay | febrero 12, 2010

SI ME DICES LA VERDAD

Quiero tu verdad

Oyes el crujido de tu corazón. La angustia y el miedo, se deslizan en tu vientre.

¿Te ha engañado?

Le pides sinceridad.

¿Pero acaso puedes exigir  que muestre toda su autenticidad?

La desesperación se ahoga en tu garganta.

La soledad como una pesada losa te inmoviliza y asfixia.

El sufrimiento es tu compañero, como una sombra llevas a tu lado.

Pides la verdad, pensando que esa sombra desaparecerá. Esa verdad no te satisfacerá.

Si confirman tus sospechas, será como un clavo ardiendo, que quedará asido en tu corazón.

El tiempo no podrá curar tu herida porque no hay mayor dolor para el alma, que sentirse traicionada, engañada.

Atenta contra lo que tanto valoras y estimas, la honestidad.

Herida del alma

Si te dice que no existió otro amor, la duda, viajera temerosa, encontrará un rincón donde instalarse,

y seguirás pensando, tal vez me mintió.

¡Qué puedes hacer!

Ambas opciones no curaran tu dolor.

Quizás tengas que revisar tu forma de amar, y entrar en un amor más profundo,

donde un devaneo ocasional,no ponga en peligro tu estabilidad y felicidad.

Atrévete a mirar a ese hombre, sin sospechas ni dudas.

Si le amas, se llenará tu corazón, si te aferras al miedo sabrás que hay desamor.

El amor, no se puede estancar

El vacío no lo causa el otro.

Te engañas pensando que falló tu relación.

Quizás lo único que ha fallado, sea el entendimiento y la  comprensión.

Recuerda momentos en los cuales fuiste feliz. Que tu sonrisa sonó esplendorosa, sin restricción ni matiz.

Cuando tu pecho henchido por la flama, sentías que eras libre,  de ti misma soberana.

Que manejabas tu vida, y eras tú la capitana.

Si no has sentido nunca esta emoción, deja volar tu imaginación.

Crea tu mundo

Visualízate en un mundo donde no hay limitación.

¡Crea tu príncipe azul!

Con manos enamoradas te acaricie, rodeando tu cuerpo con suave lentitud.

Que bese toda tu plenitud.

Déjate mojar por la lluvia furtiva.

Toca con tus dedos los rayos de luz. Y, tu sonrisa sea testigo, de tu verdadera juventud.

Escrito contenido en mi libro “Tú, eres mi inspiración”

Dedicado a una mujer fuerte y valiente, que aún sigue pensando, que es débil.


Responses

  1. Quizá yo sea esa mujer! Quizá porque me emocioné al leerlo, quizá porque aparecí entre tus palabras, quizá porque me siento capitana de mi vida, ahora…quizá porque eres mi amiga.
    Tal vez…lo sea.
    Y si no lo soy, es igual. Te quiero lo mismo.
    Besos sentíos…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: