Posteado por: anaisay | marzo 24, 2009

CARENCIA Y ABUNDANCIA

LA CARENCIA NO SOLO ES MATERIAL

LA CARENCIA NO SOLO ES MATERIAL

“No existe la carencia o la abundancia. Lo que existe, es un pensamiento, una creencia de carencia o abundancia”.

Cuando pensaba en mi infancia, siempre tenía la emoción y el pensamiento de carencia: afectiva, alimenticia, material…

Ahora lo veo de la siguiente manera. He tenido padre, madre, hermanos, casa y comida, aunque ésta última no era muy abundante.

He vivido en el campo. Estaba casi todo el día en la calle. No he tenido limitaciones de horas de llegada a casa ni horarios de colegio.

Puedo interpretarlo como vivir en abundancia si lo comparo con aquellos niños a los que les ha faltado alguno de sus padres o los dos, sus padres se han separado, no han tenido casa, o comida, han tenido que trabajar, han tenido horarios y restricciones escolares, han sido maltratados, etc…

¿Qué es entonces la Carencia y la Abundancia?

Después de muchos años, le comenté a mi hermano mayor. ¿Por qué pasábamos tanta hambre?

Él me contestó:

-En realidad, no es que no comiésemos. Comíamos mucho, lo que sucedía era que no saciábamos nuestra hambre. Comiésemos lo que comiéramos, siempre estábamos con hambre.

Durante toda mi vida estuve pensando que no teníamos mucho para comer, fue en la conversación con mi hermano que me dí cuenta, que en realidad, la carencia que yo había vivido había sido una falta de amor, y quería llenar esa falta de atención y cariño con la comida, y está nunca podía saciar el hambre de amor.

EL AMOR ES EL ALIMENTO FUNDAMENTAL

EL AMOR ES EL ALIMENTO FUNDAMENTAL

Cuando pude ver la situación desde esta nueva perspectiva, algo en mí cambió. Había estado confundida todo estos años, había teorizado o entendido algunos de los problemas que había tenido, en función de esa creencia, y no era real.

Por eso, no debemos quedarnos en la parte superficial de los problemas. Hay que mirarlos desde diferentes perspectivas, tenemos que salirnos de la situación como si fuéramos espectadores, y ver a los personajes que intervienen.

Verme a mí, al otro e intentar tener una visión más amplia del problema.

Ver que carencia mía está implicada y profundizar.

No podemos quedarnos en sentirnos victimas, eso no nos ayuda para nada, es más empeora las cosas, porque veremos a los demás como verdugos y no admitiremos la responsabilidad que nosotros tenemos en todo lo que nos pasa.

También podemos verlo con respecto al dinero.

Si tienes problemas con el dinero, que no te llega, que aunque vas tirando, parece que le cuesta fluir en tu vida, que si los demás te piden, si crees que cuesta mucho conseguirlo…

No se trata de pensar que es una mala racha que estás pasando, porque si ahondas en los recuerdos, te darás cuenta, que el problema no es de ahora.

Que aunque hayas tenido periodos de tiempo de tener algo más, investiga cual era tu actitud ante el dinero en el pasado.

Ve atrás, mira lo que se oculta tras la falta de dinero. Es una carencia.
¿De qué te sentías carente cuando eras pequeño? De amor, atención, de seguridad, de ilusiones…

Escribe sobre las emociones que despiertan en ti el dinero. Se honesto contigo mismo.

¿Qué te hace sentir la falta de recursos económicos ahora?

¿Y cuando eras pequeño?

¿Cómo vivían tus amigos, tenían también problemas económicos?

Tal vez tenías medios económicos, pero tu madre o padre eran demasiado tacaños, o siempre estaban diciendo que no tenían dinero, aunque no fuera verdad.

Aunque nos desagrade reconocerlo, heredamos de nuestros padres algo más que los rasgos físicos, heredamos sus creencias, sus aptitudes.

En realidad, cualquier circunstancia que está influyendo en nuestra vida, es un rastro, un cabo de lana que tirando de él, nos llevara a comprender más profundamente, el por qué nos están pasando las cosas, y que es lo que tenemos que aprender de ellas, poder cambiar nuestras creencias.

y corregir nuestros problemas.

Es curioso comprobar, que personas que tienen este problema con el dinero, aunque ganen mucho, ellas nunca tendrán suficiente, no porque sean avaras, sino porque su situación interna de carencia, no la va a permitir, sentir que tienen suficiente.

Y también veremos que ante imprevistos de tener más de lo necesario, siempre habrá alguna circunstancia externa, que les hará gastar ese dinero sobrante.

EL DINERO ES UNA ENERGÍA, DEPENDE DE TI COMO USARLO

EL DINERO ES UNA ENERGÍA, DEPENDE DE TI COMO USARLO

Porque su creencia es “no tengo lo suficiente, y si por algún motivo tiene de más, este sobrante, se tiene que ir de alguna manera, porque su creencia tiene que seguir siendo funcional.

Otros dirán, “sí ahora tengo algo más, pero ya veras como me ocurre algo y tengo que gastarlo”. Y “así será”.

Me gustaría que me tocase la lotería, quiniela, bonoloto etc.. pero yo no pido mucho, yo con un poco “me conformo”.

Otros dicen: “El dinero se me va de las manos”. Y “así será”.

La creencia es la idea que funciona en nosotros en todos los aspectos de nuestras vivencias.

Se fundamenta en cosas que nos han dicho o hemos vivido de pequeños, que han estado vinculadas con una emoción y esto se convierte en patrón que repetiremos a lo largo de nuestra existencia, hasta que lo descubrimos y cambiamos la creencia por otra más positiva para nosotros.

Pero en la creencia que tenemos de CARENCIA, hay algo que está por debajo de esto y es “ YO NO MEREZCO”.

Un niño cuando no recibe las atenciones necesarias, cuando no ha tenido suficiente amor, cuando se han sentido abandonados por sus padres, bien porque fueron dejados en casa de los abuelos, aunque sólo fuera por unos días. Cuando su padre o madre atendía más a otro hermanito. Cuando la madre o el padre tuvieron que hacer algún viaje, y le dejaron con otras personas, y el niño lo percibió como abandono…

EL ABANDONO, ES EL MAYOR DOLOR PARA UN NIÑO

EL ABANDONO, ES EL MAYOR DOLOR PARA UN NIÑO

Son muchas las causas que un niño interpreta como abandono, y este sentirse ABANDONADO, le genera el sentimiento de que “ÉL NO VALE”, “NO MERECE”.

El patrón que está detrás de la carencia, es de “no merezco”.

¿Como se vivimos el sentirnos que no merecemos?

Con respecto al dinero, no teniendo suficiente, quejándote de que no tienes.

Con respecto al amor, no te sientes amado, respetada, atendida. O estás siendo, maltratada, humillado, abandonado…

Con respecto al trabajo, no aspirando o un trabajo digno, un puesto superior, siendo tratada mal, infravalorada, por tu jefe o compañeras…

Envidiando cualidades en otros, porque tu no crees tener.

Busca en que ámbitos de tu vida no te crees merecedora.

Si consigues ver las creencias que se generaron en el pasado, sabrás solucionar los problemas del presente.

LA ABUNDANCIA ES SENTIRTE MERECEDORA

LA ABUNDANCIA ES SENTIRTE MERECEDORA

En la medida que me hago consciente de mis carencias, veo mi abundancia. Pues es una misma cosa. Sólo él verlo de una forma u otra habla de mi estado interior.

“Doy gracias a mis carencias y abundancias, pues ambas son maestras de mi enseñanza”.

Escritos de Anaisay


Responses

  1. Cuando eres capaz de ver tu carencia, sabrás la abundancia que puedes conseguir.
    Como dice una frase célebre: Desea y el Universo te proveerá.
    La Intención es la llave del deseo
    El deseo es el vehículo donde viaja la abundancia.
    La conciencia, es la que nos hace libres para elegir.

  2. Querida anaisay,que belleza el angel abundia,estoy compretamente de acuerdo con lo que dices

  3. gracias a la carencia que sentia…llegue a conocer al angel Abundia..y llego la abundancia ami vida.
    se que el universo provee…gracias


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: